Mandinga Veracruz es un lugar muy popular debido a sus hermosas lagunas y por sus restaurantes con vista a la misma, perfectos para comer exquisitos platillos de pescado y degustar de los mejores mariscos en Veracruz, así como tomar un paseo relajante en lancha desde la laguna chica hasta la laguna grande.

¿Te gustaría saber todo lo que hay que hacer en Mandinga? Pues continúa leyendo que te lo contaré todo.

¿Qué hay que hacer en Mandinga?

Mandinga es un pueblo ubicado a pocos minutos de Boca del Río, está rodeado de manglares, lagunas e islotes, los cuales tienen una composición biológica de agua dulce y salada, numerosa vegetación y una gran conservación de la vida silvestre.

Aunque mandinga no posee playa, ofrece diferentes escenarios naturales, atardeceres y vida animal, sobresaliendo múltiples tipos de aves como las garzas blancas y azules, los pelícanos, los cormoranes, los halcones, los patos, las gaviotas y cientos de aves migratorias.

La brisa, el radiante sol, el ecosistema, la flora y la fauna han permitido las condiciones perfectas para que miles de turistas asistan a Mandinga cada año, así como por la exquisita gastronomía del lugar a cargo de excelentes restaurantes, tal como “el típico Mandinga”.

A continuación te comparto los 3 lugares que debes de conocer en tu visita a Mandinga con todo e imágenes para que puedas apreciarlas en su totalidad.

La laguna de mandinga

Disfrutar de un atardecer en Mandinga es una experiencia inolvidable y es que no en todos lados el sol cae sobre una laguna tan extensa y acompañada del ambiente perfecto para relajarte con tu familia o tu pareja.

La laguna de Mandinga se divide en “La Laguna Chica” y “La Laguna Grande”, siendo la que se encuentra en la zona de restaurantes la laguna chica, mientras que durante el paseo en lancha se conoce la laguna grande.

Mandinga es el hogar de muchas especies de peces y cangrejos, aunque no en todos los casos es posible observarlos ya que son asustadizos y es necesario hacer mucho silencio para apreciarlos en el lugar.

Otro punto a conocer son los manglares de Mandinga, un panorama único en Veracruz, donde especies de aves cohabitan en este paraíso tropical repleto de flora y paisajes increíbles para fotografiar.

Paseo en lancha por la laguna

Sin duda alguna el paseo en lancha es la actividad más concurrida en el lugar, lo primero es tomar una embarcación. Este paseo tiene un tiempo de duración de una hora aproximadamente, y atraviesa la laguna chica y la laguna grande.

La presencia de distintas especies de aves se debe a la gran cantidad de comida y al hábitat natural que representa Mandinga, por lo que se mantienen libres y despreocupadas en sus nidos.

Durante el recorrido, los pescadores comparten las técnicas para pescar camarones, ostiones y jaibas, mostrándoles a los turistas cómo utilizar trampas para que los crustáceos caigan en las redes.

Es posible observar con detalle diferentes islotes, envueltos por manglares que complementan el escenario

El sol dando su reflejo en el agua y las plantas y los manglares dando sombra, son el complemento perfecto para que todo turista se sienta parte del entorno, conociendo nuevos horizontes en Veracruz y dejando grandes experiencias para recordar.

El Túnel Del Beso

Mandinga posee un atractivo conocido como “el túnel del beso” y brinda una experiencia única a cada uno de sus visitantes, ya que, se trata de atravesar el corredor creado por el bosque de manglares, lo cual ofrece una vista única.

La isla de las conchitas

Todo turista que desee disfrutar al máximo de su viaje por Mandinga, debe ir a la isla de las conchitas, ubicada en medio de la laguna. Es un islote de arbustos con miles de pequeñas conchas marinas, las cuales son arrojadas por el agua de forma natural debido al oleaje.

En este sitio podrás vivir un momento de tranquilidad, apreciando la inmensidad de la laguna mientras fotografías el increíble paisaje.

Caminar sobre las conchas marinas es otra vivencia que ofrece Mandinga, aporta una sensación extraordinaria y muy relajante.

Los lancheros recomiendan no llevarse las conchitas de mar, ya que son propias del lugar y afirman que, si cada persona se lleva una, en un año serían pocas las reservas de conchitas marinas lo que pondría en peligro el ecosistema del islote.

Zona De Restaurantes De Mandinga

La tradición gastronómica del lugar es uno de sus mayores atractivos, es auténtica y promete platos exquisitos de pescados y mariscos.

Existe una extensa área de restaurantes alrededor de la Laguna Chica con precios y platillos similares, por lo que cualquiera será una excelente opción.

El área de restaurantes se encuentra encabezado por “el típico de Mandinga”, un lugar donde no sólo se disfruta de una excelente comida sino también del “son jarocho”, música y una vista increíble de la reconocida laguna.

Los turistas aseguran que este restaurante es el más indicado para comer camarones enchilpayados, disfrutar de un ambiente agradable y un espectáculo musical que complementa la experiencia gastronómica.

Platillos típicos de Mandinga

Así mismo, en Mandinga puedes encontrar platos exóticos de pescados, camarones y mariscos, como:

  • pescado relleno gratinado
  • el coctel de camarones
  • la mojarra frita
  • el filete de pescado al Chipotle
  • arroz a la tumbada
  • camarones y ostiones enchilpayados

Por si fuera poco, es posible disfrutar de postres que se adecúan perfectamente al menú, como los plátanos flameados y bebidas típicas de la zona, como los toritos o una cerveza artesanal del puerto de Veracruz.

Los toritos son una bebida elaborada con cremas, alcohol de caña y frutas tropicales como la guayaba, el coco y la guanábana.

No cabe en duda que la gastronomía del lugar ha dado paso al reconocimiento actual con el que cuenta Mandinga, no sólo por su ambiente de relajación, ecosistema, vida animal e increíbles manglares, sino también por la distinguida combinación culinaria de sus platillos.

Jaraneros y zapateado

La alegría del ambiente y la degustación gastronómica es perfectamente acompañada por los grupos de jaraneros y los bailarines y bailarinas de son jarocho por toda la zona de restaurantes.

Tanto por lo ingenioso de sus versos y como por la coordinación de su zapateado, estos joviales personajes se han dado a conocer como una estampa típica y cultural de Mandinga y Veracruz.

Recomendaciones

A todo turista que desee disfrutar del ambiente en Mandinga se le recomienda tomar en cuenta la protección solar con productos biodegradables y el uso de repelentes de mosquitos, sobre todo para las horas de la tarde.

¿Cuál es el precio del paseo en lancha por la laguna de Mandinga?

El precio de los paseos en lancha por la laguna de Mandinga varía de cada lanchero y si se trata de adultos o de niños, pero en promedio, tiene un costo de $150 por persona.

Es un viaje asequible para los turistas, quienes disfrutan de una experiencia inigualable por un módico precio y con el acompañamiento de los lancheros, la gastronomía del lugar y el ecosistema más relajante de Veracruz.

Visitar Mandinga es una experiencia económica, pero que disfrutarás de principio a fin. En pareja, con tu familia o en un viaje solo, serás parte de vivencias únicas en la exótica laguna llena de manglares.

Estos paseos se pueden contratar directamente en la laguna o puedes hacerlo a través de nosotros.

¿Cómo llegar a Mandinga?

Es posible llegar al pueblo en automóvil particular, en taxi o en un tour desde Boca del Río.

Mandinga se encuentra a 25 minutos del puerto de Veracruz y está ubicado a 8 kilómetros al sur de Boca del Río, sobre el boulevard de la Riviera Veracruzana se encuentra la salida al pueblo de Mandinga.

Es muy sencillo llegar a Mandinga desde Boca del río, atravesando el distribuidor vial en la zona de centros comerciales y siguiendo por los anuncios que encontrarás en el camino.

Según los turistas, la vía hacia el pueblo de Mandinga es fácil de transitar. Si vas en familia o con un compañero, puedes pedir un taxi y hacer el recorrido más sencillo.

Desde Boca del Río el taxi te puede cobrar entre $70 y $80 pesos.

¿Cómo llegar a Mandinga En Autobús?

Para visitar Mandinga en autobús desde Veracruz o Boca del Río, debes tomar uno de los autobuses costeros de Boca del Río- Antón Lizardo, los cuales pasan cada 10 min.

Tienen un costo de $25 en general y empiezan a salir del centro de Veracruz (parque Zamora) a partir de las 06:00 am, aunque pueden tomar el autobús en el parque Zamora desde las 06:50 am, en Plaza Americas (lado Boulevard) desde las 07:10 am o de Boca del Río Centro desde las 07:20 am.

También puedes tomar un autobús desde la central del AU (atrás del ADO) a Antón Lizardo, tardan un poco más y salen cada 45 min aproximadamente, toma el que hace escala en el Conchal y Mandinga.

Hoteles en Mandinga Veracruz

Mandinga al ser una pequeña localidad de menos de 2,000 habitantes, no cuenta con hoteles o cualquier otra forma de hospedaje.

Por lo que te recomendamos veas nuestra lista de los mejores hoteles en Veracruz o si quieres algo un poco más cerca mandinga, revisa nuestra lista de los mejores hoteles en Boca del Río.

Historia del pueblo de Mandinga

En 1552: durante la llegada de los esclavos de África a América, hubo grupos que se adecuaban mejor a determinados lugares que les recordaban sus tierras de origen, siendo este lugar mayormente habitado por esclavos.

A principios del año 1600: Veracruz era la principal entrada de los esclavos a México, llegando a lo que sería Mandinga. El nombre de este territorio hace honor a una aldea de esclavos africanos que vivieron en el lugar, conocidos como “los mandingos”.

En 1650: la mayoría de los negros y mulatos fueron libres, en este momento empezó la abolición de la esclavitud y la libertad para miles de hombres africanos.

En 1750: todavía existía esclavitud en los terrenos de Veracruz, y Mandinga era uno de los territorios que había recibido mayor cantidad de africanos en sus inicios.

En 1850: ocurre la abolición total de la esclavitud, dejando en libertad a los africanos en la tierra de Mandinga.

En 1930: la sociedad pluriétnica y multicultural que vivía en Mandinga, proporcionó una cultura mestiza, tradiciones gastronómicas y diversas costumbres que han transcurrido generaciones.

En 1960: Mandinga empezó a ser conocido como un sitio turístico, atrayendo a cientos de visitantes anualmente debido a la grandeza de la laguna, la promesa de platos exquisitos y el alegre gentilicio del lugar.

Finales de los 90’s hasta la actualidad: Mandinga se convierte en una parada turística obligatoria. La inauguración de restaurants y los tours han sido el impulso del turismo en el lugar.

Summary
Review Date
Reviewed Item
Mandinga
Author Rating
51star1star1star1star1star