La piedra del gigante es considerada como una rara pieza arqueológica que se encuentra en el cementerio de Orizaba, llena de misterios y leyendas. En este artículo te mostraremos qué puedes ver en este lugar y las leyendas que circulan sobre él.

¿Qué es la Piedra del Gigante?

La Piedra del Gigante es un monumento que es mucho más antiguo que la propia ciudad, ya que, se estima que existe desde 1450 d.C. Esta piedra tiene seis metros de ancho, 8 metros de largo y metro y medio de altura, y pesa alrededor de 60 toneladas.

Lo más relevante del lugar, es que, la piedra tiene un grabado muy peculiar, donde se puede ver claramente la representación de un hombre de alrededr de 5 metros de altura, de ahí el nombre de la Piedra del Gigante.

El cual tiene el rostro descarnado, los brazos y piernas puestos en forma de «X», una incisión en el pecho en forma de media luna, los intestinos fuera y la pierna izquierda atada.

Leyenda de la Piedra del Gigante en Orizaba

Esta piedra con todas sus características, ha dado lugar a un sinfín de mitos y leyendas entre los habitantes del lugar.

Una de ellas cuenta que hace mucho tiempo, cuando el cementerio aún no contaba con mucha vigilancia, un grupo de jóvenes decidieron entrar, seguros de que nadie los vería y así no tendrían ningún problema con las autoridades del lugar.

Llevaron consigo cuerdas, linternas y vigas para usarlas como palanca para mover esta gran piedra, ellos creían que debajo de ella hallarían un gran tesoro.

Cuando los tres jóvenes colocaron sus manos sobre la piedra de manera simultánea, cada uno creyó escuchar una voz, pero pensando que era su imaginación, producto de sus nervios, deciden continuar.

Pero esta vez sienten que la piedra vibra como si tuviera palpitaciones, lo comentan entre sí y concluyen que lo que sintieron fue un pequeño temblor de tierra, por lo que deciden esperar un rato y luego continuar.

Pasando unos minutos, vuelven a sentir esa misma vibración extraña, pero esta vez, observan todo a su alrededor y ven que todo está quieto y en silencio; de pronto oyen que los llaman a cada uno por separado por sus nombres, al escuchar las voces se dan cuenta de que son voces de familiares que habían fallecido.

Profundamente impresionados y asustados, estos jóvenes se van del lugar, dejando tirados los equipos que habían llevado.

A la mañana siguiente se reúnen para comentar lo sucedido y deciden volver por sus pertenencias. Pero al llegar, descubrieron todas sus herramientas destrozadas.

Incluso observan una pequeña serpiente salir de la piedra y pasar en medio de ellos y luego desapareció.

Aunque no se sabe con certeza si estos hechos fueron simple coincidencia o invento, la piedra no se ha tratado de mover desde entonces.

¿Cómo llegar a la Piedra del Gigante?

La Piedra del Gigante está resguardada en el Cementerio Municipal de Juan de la Luz Enríquez y se puede acceder al mismo, ya que, la piedra es considerada como un atractivo turístico. Se encuentra a tan solo 800 metros del poliforum Mier y Pesado, sobre la avenida principal.

Haz clic en este enlace para conocer la ubicación de la piedra del gigante.

Datos históricos del lugar

La Piedra del gigante data entre los años 1300 y 1500 de nuestra era aproximadamente. Es uno de los primeros monumentos históricos de esa región. Es un monolito de piedra volcánica proveniente de la última erupción del volcán pico de Orizaba.

Los especialistas creen que los grabados de la piedra fueron hechos por los habitantes de Ahuilizapan (hoy conocido como Orizaba), para celebrar el ascenso de Moctezuma Xocoyotzin, como tlatoani en 1502. Grabando sobre la piedra el sacrificio de un hombre de gran tamaño al dios de la fertilidad Xipe Totec.

En 1805 recibió importantes visitas de personajes famosos como Guillermo Dupaix, conocido anticuario de las civilizaciones mesoamericanas.

En 1884 el arqueólogo Alfredo Chavero también visitó la piedra y en 1904 Leopoldo Batres.

En 1999 se instaló un andamio alrededor de la roca para proteger este monumento.