La historia detrás del Parque Lerdo de Tejada es una referencia cultural de San Andrés Tuxtla, es un sitio muy agradable para todas las edades. Aquí encontrarás el detalle de las actividades que se pueden hacer en este parque, así como información relevante y su historia.

¿Qué hacer en el Parque Lerdo de Tejada?

Este parque es uno de los emblemas de San Andrés Tuxtla, tiene áreas verdes muy atractivas para disfrutar de una tarde junto a familiares, amigos y ofrece una excelente vista del palacio municipal.

Es el sitio ideal para degustar un helado, una botana regional como plátanos fritos y darse un paseo por el lugar para disfrutar del clima de la región. Tiene un ambiente que resulta acogedor para la familia, la tranquilidad lo hace figurar como un espacio ideal para los niños.

Tiene una vibra bastante alegre, misma que es una de las características de la gente de Veracruz. En términos generales, es el lugar perfecto para visitar junto a la familia, descansar, pasear y recorrer espacios verdes para relajarse de mano con la naturaleza.

Parque lerdo de tejada

Precios de las actividades en el Parque

El Parque Lerdo de Tejada no tiene un precio de entrada y cuenta con un kiosco en la zona central del parque que tiene tomacorrientes disponibles, siendo ideal para que los visitantes carguen sus celulares o computadoras portátiles.

En cualquier caso, solo gastarás en lo que te interese consumir en el lugar, ya sea un refresco, un helado o algún antojito.

¿Cómo llegar al Parque Lerdo de Tejada?

El Parque Lerdo de Tejada se encuentra en la calle Fco. I. Madero 6, Centro y como punto de referencia más claro, está a 3 minutos caminando de Plaza Jardín, es decir, tiene una ubicación bastante céntrica y accesible.

Basta con seguir por la calle Belisario Domínguez desde la Plaza Mi Favorita en dirección a la Iglesia de San José y San Andrés para llegar directamente al Parque.

Haz clic en el siguiente enlace si deseas conocer la ubicación del parque Lerdo de Tejada.

Historia del Parque Lerdo de Tejada

En 1872 se comenzó la construcción del Parque, la ciudad tiene su centro en él y el kiosco central representa un punto referente de la ciudad en términos históricos y culturales.

En 2013 el parque tuvo varias remodelaciones, se instaló un sistema de iluminación moderno para mejorar la experiencia de los visitantes. Además, se instalaron nuevos recipientes de basura para facilitar el trabajo de las personas a cargo. Toda su nueva imagen tiene más elegancia sin perder la representación histórica del parque.

En 2019 el parque fue remodelado nuevamente. En esta ocasión, se renovó el sistema de iluminación ya instalado. Durante esta renovación, el diseño del palacio municipal también fue cambiado para hacerlo compaginar con el parque.