El Cerro del Acamalin, conocido también como Cerro Acatepetl ofrece una ruta montañosa perfecta para disfrutar de las actividades al aire libre. El cerro se encuentra en la ruta por el camino que lleva a las cascadas de Texolo y se caracteriza por sus caminos empinados llenos de vegetación.

Es una formación rocosa en forma piramidal o de volcán que se erige a las cercanías del pueblo de Xico.

¿Qué hacer en el Cerro del Acamalin?

El Cerro del Acamalin atrae a turistas que desean tomar la ruta escarpada para practicar senderismo por sus casi 4 km de extensión.

Si bien la travesía hacia el cerro es larga, recorrer sus caminos boscosos no representa dificultad para ningún miembro de la familia. Su cercanía con una de las cascadas de Xico hace que sea aún más atractiva para los turistas.

Las magníficas vistas que ofrece el cerro que se erige a más de 1000 metros sobre el nivel del mar.

A una altura considerable, es posible vislumbrar todo el pueblo de Xico, así como vistas impresionantes de San Marcos, Coatepec y Xalapa. La ruta no es difícil de seguir y está muy bien delimitada, por lo que es segura y relativamente fácil.

El clima templado hace que la travesía sea agradable, aunque se recomienda no visitar en temporadas de lluvia, esto debido a que los senderos se tornan resbalosos y muchos más difíciles de recorrer.

¿Cómo llegar al cerro?

Hay una variedad de rutas por las cuales es posible llegar al Cerro Acamalin para comenzar el recorrido; sin embargo, hay una considerada como la “más recomendable” y es la que se realiza por la entrada del rancho que se encuentra antes de llegar a la cascada de Texolo en Xico.

En concreto, el cerro se encuentra a 30 minutos caminando desde la cabecera municipal de Xico siguiendo la misma ruta hacia Texolo.

El acceso a la formación montañosa está abierto todo el año y es bastante frecuentada por locales y turistas; por lo tanto, será natural ver personas emprendiendo el recorrido hacia el cerro.

Datos Interesantes del lugar

El territorio sobre el cual se erige el Cerro del Acamalin fue ocupado por civilizaciones prehispánicas que vivían de la agricultura.

Este territorio fue parte del recorrido de Hernán Cortes en 1519 en su recorrido de conquista hacia México.

El cerro del Acamalin se eleva más de 1.450 metros sobre el nivel del mar en su punto más alto; y algunas partes más bajas se elevan unos 1.237 metros.

La distancia aproximada de recorrido desde el inicio de la ruta senderista por el cerro hasta su punto máximo es de 3,77 kilómetros.

El cerro se encuentra alineado con otras formaciones montañosas como el Cerro de las Culebras y el Cerro del Macuiltepec; dichos cerros se encuentran en los municipios de Coatepec y de Xalapa respectivamente.

Durante el recorrido se podrán divisar algunas plantaciones de café, muy importantes y comunes en la zona. Desde las planicies de los pueblos de Xico y Teocelo se puede ver claramente la particular forma del Acamalín, que lo diferencia de otras montañas